Mantén la computadora limpia y libre de polvo.
Asegúrate de que la computadora tenga una buena ventilación.
No sobrecargues la computadora con demasiadas aplicaciones o programas que consumen muchos recursos.
Considera actualizar a ventiladores más silenciosos o un disco duro de...